martes, 8 de septiembre de 2015

Enseñame

Enseñame,
hay quien dice que soy cobarde.
Enseñame bien,
soy un pobre ignorante.
Enseñame que la vida es un misterio
tan intensa como el beso de mi madre
antes de marcharme.

Enseñame a caminar.
Enseñame a luchar,
en este batalla sin campo ni cuartel,
sin enemigos a quien disparar.
Enseñame que la vida es un misterio
y nuestro escudo es la propia piel.

Enseñame la bandera blanca.
Te enseñaré mis manos.
Te enseñaré que no soy tan extraño.
No te rindas... No tienes porque...
He venido a vivir contigo,
necesito seguir adelante.

Atras quedaron los campos,
las minas antipersona, la guerra,
los dictadores, malditos traidores.
Ni comunistas, ni fascistas...
Se adueñaron de una patria,
que destruyen con tiranía.

Solo, abreme las puertas.
Ayúdame a ayudarlos.
Rescátame, quiero ser tu aliado.
No quiero ser un refugiado,
Prefiero ser tu amigo, tu hermano.

Ayúdame y volvamos.
Que nadie tiene derecho
a robar a mi madre,
explotar a mi padre.
Nadie tiene derecho de violarme.

Ahora ese maldito mar nos separa,
y mueren tantos entre medias,
que algun dia cruzaremos
Las fronteras
son los abrazos que no se dan.

Enseñame a volar sin alas...
Enseñame a respirar
en calma, sin aire...
Enseñame que la vida es un misterio
que no lo resuelve nadie.